Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

INFORME DEL BANCO DE ESPAÑA: UN INDICE DEL COSTE DE LA VIDA EN LAS CIUDADES ESPAÑOLAS

OMAU - Málaga

Noticias

INFORME DEL BANCO DE ESPAÑA: UN INDICE DEL COSTE DE LA VIDA EN LAS CIUDADES ESPAÑOLAS

El Banco de España hizo público el pasado mes de agosto un documento que recoge un índice del coste de la vida para las áreas urbanas españolas dentro del período de 2004 a 2020. Estos valores unidos a los respectivos niveles de renta de los ciudadanos en esas mismas áreas nos dan una aproximación al bienestar de las personas en dichos territorios.

Así, el coste de la vida en las dos mayores ciudades de España, Madrid y Barcelona, era en 2020 casi un 20% superior que la media del resto de las áreas urbanas del país. Es decir, un ciudadano medio de Madrid o de Barcelona necesitaría 1.200 euros para tener el mismo poder adquisitivo que otra persona del resto de ciudades tendría con 1.000 euros.

Pero si bien la vida es más cara en ellas, las grandes ciudades ofrecen también, de media, mejores sueldos: los salarios promedio del sector privado en Madrid y en Barcelona se sitúan un 45% por encima de la media del resto de las áreas urbanas en España. Una vez ajustados los salarios a los precios, los ciudadanos de Madrid y Barcelona disfrutan de un poder de compra un 21% superior a los de las otras ciudades, por lo que la diferencia se reduce casi a la mitad cuando se consideran los costes de la vida a la hora de comparar los ingresos en Madrid y en Barcelona frente a los de otras áreas urbanas, disminuyendo así sensiblemente el beneficio económico de residir y trabajar en la gran ciudad.

El artículo pone de manifiesto que las divergencias se han acrecentado de forma significativa en el periodo estudiado, pasando la diferencia de precios entre las dos ciudades más caras y la más barata de un 22% en 2004 frente al 31% de 2020. Las más caras son Madrid y Barcelona y la más barata es la conurbación Elda-Petrel, en el interior de la provincia de Alicante, con 93.535 habitantes.

Otro aspecto importante en el bienestar de los ciudadanos es el precio de los alquileres. En este informe se indica que el coste del alquiler de vivienda en las áreas urbanas de Madrid y de Barcelona era, en 2020, un 82% mayor que en la media del resto de las áreas urbanas. De media, el alquiler supone un 25% del gasto total de los hogares. Y esta situación es especialmente complicada para los jóvenes, que han visto disminuir sus salarios con la pandemia.

En paralelo, el informe señala que en la categoría de otros bienes y servicios de consumo —que incluye alimentación, vestido, calzado o comunicación— las divergencias de precios son menos relevantes, principalmente debido a que los productos consumidos en un área urbana no tienen por qué haber sido producidos en ese lugar, y, por tanto, sus precios en distintas áreas tienden a igualarse. Por el contrario, sí que hay diferencias significativas en los precios de algunos servicios, como los de hostelería o los de carácter sanitario, a causa de que la mano de obra supone aquí un componente muy importante y, por tanto, sus costes están muy influenciados por el coste de la vida al que se enfrentan los trabajadores de esas ramas.

En conclusión, el artículo ofrece cifras, aunque referidas exclusivamente al ámbito económico, a tener en cuenta en un momento en el que, como consecuencia de la pandemia y los confinamientos, existe un cierto debate sobre los beneficios de vivir en una gran ciudad.

Toda la información en PDF adjunto.