Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

Philip Roth, la biografía. Blake Bailey. Debate. 2022

OMAU - Málaga

Cultura


Philip Roth, la biografía. Blake Bailey. Debate. 2022

Tras varios intentos infructuosos de encargar su biografía, Roth llego a un acuerdo con Blake Bailey en 2012 para que la escribiera. Fallecido seis años después no pudo llegar a contemplarla de forma completa ya que Baile tardo diez años en acabarla y publicarla. Incluso la publicación del libro en Estados Unidos fue suspendida temporalmente por la renuncia de la primera editorial como consecuencia de las acusaciones de acoso sexual y violación del biógrafo, que en este caso tomo el protagonismo que estaba reservado a Roth.

Escritor aclamado desde finales de los cincuenta, ganador de decenas de premios literarios, nunca pudo alcanzar el ansiado premio Nobel, y quizá fuera una de las razones para encargar esta biografía, tratando de demostrar de esa manera, además de un considerable egocentrismo, su valía narrativa “no reconocida”. En las 900 paginas del libro, Baile muestra de forma detallada la vida de Roth, recurriendo a centenares de testimonios de personas que tuvieron relación con él. Ciertamente el conocimiento del escritor norteamericano adquiere un significado mucho más amplio del que se pudiese tener antes de leer la biografía. Sorprende las sólidas ataduras que tiene con el mundo judío, ya sea primero en su educación familiar cerrada, como luego en su enfrentamiento con su comunidad original por las narraciones sexuales que tanto les molestaron. Roth quería ser un escritor americano, no un escritor judío-americano, pero con la perspectiva que dan los años dudo que se pudiese librar de esa imagen que aborrecía.

También sorprende las durísimas relaciones que tuvo en sus dos matrimonios, y que en algunos casos trasluce en sus libros. Los primeros años con Maggie Martinson fueron simplemente terroríficos según se desprende de la lectura de Baile, corroborados por los propios hijastros de Roth, aunque cuesta creer en una tensión cotidiana tan larga como se relata. El segundo matrimonio con la británica Claire Bloom no fue menos tempestuoso, con la diferencia que ella no murió a una edad temprana como Martinson en accidente de coche, y que le pudo devolver su imagen en “Me case con un comunista” con el duro alegato contra Roth “Adiós a una casa de muñecas”, en el que le acusaba de misógino insensible, imagen que desde entonces le ha identificado como señala la crítica Cynthia Ozick.

La enorme biografía, a veces se hace en exceso repetitiva con cada movimiento literario, sexual o psicológico de Roth, contribuye a ampliar el conocimiento sobre el escritor, e incluso a repasar, por contagio, algunas de sus obras.

Literatura