Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

SEXTO INFORME DEL IPCC: LA NECESIDAD DE PASAR DE LAS PALABRAS A LOS HECHOS

OMAU - Málaga
Noticias

SEXTO INFORME DEL IPCC: LA NECESIDAD DE PASAR DE LAS PALABRAS A LOS HECHOS

El pasado 4 de abril el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) presento su Sexto Informe (en ingles, nota de prensa en castellano) en el que plantean una situación critica y la necesidad de actuar con urgencia para reducir en de aquí́ a 2030 las emisiones a la mitad.

En el periodo 2010-2019, las emisiones de gases de efecto invernadero medias anuales a escala global se situaron en los niveles más altos de la historia de la humanidad, pero el ritmo de aumento ha disminuido. Si no logramos fuertes reducciones de las emisiones de forma inmediata en todos los sectores, limitar el calentamiento global a 1,5 °C (2,7 °F) estará́ fuera de nuestro alcance.

“Estamos en una encrucijada. Las decisiones que adoptemos ahora pueden asegurar un futuro digno. Contamos con las herramientas y los conocimientos especializados necesarios para limitar el calentamiento”, sostuvo Hoesung Lee, Presidente del IPCC. “Me alientan las acciones climáticas adoptadas en muchos países. Hay políticas, reglamentaciones e instrumentos de mercado que están resultando eficaces y que, si se amplían y se aplican de una manera más generalizada y equitativa, pueden respaldar una fuerte reducción de las emisiones y fomentar la innovación".
“Si disponemos de las políticas, la infraestructura y las tecnologías adecuadas para realizar cambios en nuestros estilos de vida y comportamientos, de aquí́ a 2050, podremos reducir las emisiones de gases de efecto invernadero entre el 40 % y el 70 %. Esto ofrece importantes posibilidades que aún no hemos aprovechado”, sostuvo Priyadarshi Shukla, Copresidente del Grupo de Trabajo III del IPCC. “La evidencia indica que estos cambios en el estilo de vida pueden mejorar nuestra salud y bienestar”.

Los próximos años son críticos

En los escenarios que evaluamos, para limitar el calentamiento a aproximadamente 1,5 °C (2,7 °F), es necesario que las emisiones de gases de efecto invernadero a escala global alcancen su punto máximo antes de 2025, a más tardar, y se reduzcan en un 43 %, a más tardar, en 2030; por otra parte, también habría que reducir el metano en alrededor de un tercio. Aunque esto suceda, es casi inevitable que superemos temporalmente este umbral de temperatura, pero podríamos volver a situarnos por debajo de el a finales de siglo.

“Si queremos limitar el calentamiento global a 1,5 °C (2,7 °F), este es el momento, es ahora o nunca”, sentenció Jim Skea, Copresidente del Grupo de Trabajo III del IPCC. “Sin una reducción inmediata y profunda de las emisiones en todos los sectores, será́ imposible”.

La consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

La aceleración de las acciones climáticas equitativas en materia de mitigación y adaptación a los impactos del cambio climático reviste suma importancia para el desarrollo sostenible. Algunas opciones de respuesta pueden contribuir a la absorción y el almacenamiento del carbono y, al mismo tiempo, pueden ayudar a las comunidades a limitar los impactos asociados al cambio climático. Por ejemplo, en las ciudades, las redes de parques y espacios abiertos, los humedales y la agricultura urbana pueden reducir el riesgo de inundaciones y los efectos de isla de calor.

Las medidas de mitigación en la industria pueden reducir los impactos ambientales e incrementar las oportunidades de empleo y de negocios. La electrificación con energías renovables y los cambios en el transporte publico pueden mejorar la salud, el empleo y la equidad.

“El cambio climático es el resultado de más de un siglo de uso de la tierra y de la energía, de estilos de vida y de modalidades de consumo y producción no sostenibles”, sostuvo el señor Skea. “Este informe demuestra que, si adoptamos medidas ahora, podremos avanzar hacia un mundo más justo y más sostenible”.