Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha publicado el Informe anual World Energy Outlook 2009

OMAU - Málaga

Noticias

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha publicado el Informe anual World Energy Outlook 2009

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) de cara a la reunión de Copenhagen ha publicado su informe anual World Energy Outlook 2009. Este informe actualizado anualmente contiene un "Escenario de Referencia" -es decir aquél que ocurriría en ausencia de políticas específicas para cambiar de rumbo- y un "Escenario 450" que describe los resultados de aplicar políticas energéticas que estabilicen la concentración de gases en la atmósfera en 450 ppm (partes por millón) algo imprescindible para evitar la catástrofe climática. Gerardo Honty, analista en energía y cambio climático de CLAES (Centro Latinoamericano de Ecología Social), ha realizado un análisis resumen muy interesante del informe:

Escenario de Referencia

"En el escenario de referencia se prevé que la demanda mundial de energía primaria aumente un 1,5% anual entre 2007 y 2030 y pase así de algo más de 12.000 millones de toneladas equivalentes de petróleo (tep) a 16.800 millones de tep, es decir, un incremento total del 40% en el período considerado".
"Los combustibles fósiles seguirán siendo las principales fuentes de energía primaria en el mundo en el Escenario de Referencia y representarán más de tres cuartas partes del incremento general de la utilización de energía entre 2007 y 2030. En términos absolutos, la demanda de carbón registrará de lejos el mayor incremento (...) Presumiblemente la demanda de petróleo (sin considerar los biocarburantes) aumentará en promedio un 1% anual durante el período considerado y pasará de 85 millones de barriles por día (bpd) en 2008 a 105 millones de bpd en 2030."

Obviamente uno de los principales problemas a los que nos enfrenta este diagnóstico es conocer de donde irá a salir todo ese petróleo que se supone se necesita. La propia Agencia reconoce que el petróleo convencional está cerca de alcanzar su pico de producción y que los petróleos no convencionales son aún de muy costosa extracción y es muy dudosa la cuantificación de sus reservas. Además las inversiones necesarias son muy elevadas y la realidad muestra que no hay inversionistas interesados.

"La inversión mundial en energía se ha hundido durante el último año a la vista del endurecimiento de las condiciones financieras, de la debilidad de la demanda final de energía y de la disminución de los flujos de caja (...) Se calcula que los presupuestos totales de inversión en exploración y producción de petróleo y gas para 2009 se han recortado cerca de un 19% respecto a 2008, una reducción de más de 90.000 millones de dólares estadounidenses (USD)."
"La crisis financiera ha sembrado dudas sobre la capacidad de movilización de la inversión requerida para satisfacer las crecientes necesidades energéticas. El capital requerido para responder a la demanda de energía prevista hasta 2030 en el Escenario de Referencia es colosal: en total, asciende a 26 billones de USD (en USD de 2008), lo que equivale a un promedio anual de 1,1 billones (o un 1,4% del Producto Interior Bruto [PIB] mundial)"

Sin embargo los límites económicos no serían el principal problema. Los límites ecológicos parecen ser de mucho mayor envergadura. "Continuar por la senda energética actual, sin cambios en las políticas públicas, implicaría incrementar rápidamente la dependencia de los combustibles fósiles, con alarmantes consecuencias para el cambio climático y la seguridad energética. El escenario de Referencia muestra un aumento rápido y continuo de las emisiones de CO2 relacionadas con la energía hasta 2030 como resultado del incremento general de la demanda de energía fósil. Después de pasar de 20,9 gigatoneladas (Gt) en 1990 a 28,8 Gt en 2007, se calcula que las emisiones de CO2 alcanzarán 34,5 Gt en 2020 y 40,2 Gt en 2030" (...) La totalidad del incremento previsto en las emisiones de CO2 relacionadas con la energía hasta 2030 provendrá de los países no pertenecientes a la OCDE. Tres cuartas partes del incremento de 11 Gt previsto procederán de China (donde el aumento rozará las 6 Gt), de la India (2 Gt) y de Oriente Medio (1 Gt) (...) Las anteriores tendencias conducirán a un rápido aumento de la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera. La tasa de crecimiento del consumo de energías fósiles prevista en el Escenario de Referencia conduce inexorablemente a largo plazo a una concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera superior a 1.000 ppm CO2 eq. La concentración de CO2 que se desprende del Escenario de Referencia conllevará a una elevación media de la temperatura mundial de hasta 6º centígrados. Esto provocaría casi con total seguridad un severo cambio climático y un perjuicio irreparable para el planeta".

La magnitud de la expresión "perjuicio irreparable para el planeta" puede hacerse más comprensible a la luz del último informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés). El escenario de 1000 ppm de concentración de gases en la atmósfera y 6º de aumento de la temperatura es peor que el peor de los escenarios analizados por el IPCC. Solo por citar algunos de los impactos esperados: la mitad de la población mundial tendrá carencias de agua; el 40% de los ecosistemas serán afectados; mortalidad generalizada de los corales; disminución de la producción de todos los cereales; desaparición de países enteros bajo las aguas: desaparición de la mayoría de los bosques tropicales; todo el planeta se volverá una fuente neta de emisiones de CO2 retroalimentando el calentamiento global; impactos en la salud humana, proliferación de huracanes, sequías e inundaciones en todo el mundo.

Para colmo, el crecimiento económico esperado de un aumento tan elevado del consumo de energía está lejos de solucionar los problemas de pobreza. "Se calcula que 1.500 millones de personas -más de la quinta parte de la población mundial- carecen todavía de acceso a la electricidad. Aproximadamente el 85% de esas personas vive en zonas rurales, principalmente en el África subsahariana y en Sudasia. En el Escenario de Referencia, el número total disminuye en tan sólo 200 millones para 2030" (...) Con las debidas políticas, el acceso universal a la electricidad podría alcanzarse con una inversión mundial adicional de 35.000 millones anuales de USD (en USD de 2008) hasta 2030, lo que equivale al 6% de la inversión prevista en el sector eléctrico en el Escenario de Referencia. El consiguiente incremento de la demanda de energía primaria y de emisiones de CO2 sería muy modesto."

Escenario 450

"En este escenario, las emisiones mundiales de CO2 relacionadas con la energía alcanzarían un punto máximo de 30,9 Gt justo antes de 2020 para disminuir a partir de ese punto hasta 26,4 Gt en 2030, es decir, 2,4 Gt por debajo del nivel de 2007 y 13, Gt por debajo del nivel previsto en el Escenario de Referencia." "En el Escenario 450, se prevé que la demanda de energía aumente un 20% entre 2007 y 2030, lo que correpondería a un incremento medio anual del 0,8% frente al 1,5% del Escenario de Referencia. Una mayor eficiencia en edificios y en la industria reduciríala demanda de electricidad y también, aunque en menor medida, la de combustibles fósiles. La intensidad media en emisiones de los nuevos automóviles se reduciría a más de la mitad, lo que recortaría las necesidades de petróleo."

El costo esperado de un esfuerzo de mitigación de este tipo, no solo no es abultado sino que además buena parte de la inversión necesaria se recupera por los ahorros generados por la menor necesidad de energía. "El Escenario 450 implica 10,5 billones más de inversión en infraestructura energética y de capital relacionado con la energía a escala mundial respecto del escenario de Referencia hasta el final del período de previsión. Cerca del 45% del incremento de la inversión, es decir 4,7 billones de USD, viene determinada por las necesidades de transporte." "La inversión adicional mundial tendrá que alcanzar un nivel anual de 430.000 millones de USD (0,5% del PIB) en 2020 y de 1,2 billones de USD (1,1% del PIB) en 2030. La mayor parte de esta inversión deberá provenir del sector privado: los hogares por sí solos tendrán que soportar cerca del 40% de la inversión adicional en el Escenario 450, la mayor parte de cuyo gasto extraordinario se dirigirá a la adquisición de vehículos de baja emisión de carbono." "El coste de la inversión adicional necesaria para encaminarse hacia el objetivo 450 ppm se verá parcialmente compensado por los efectos positivos en la economía, la salud y en materia de seguridad energética. La factura de energía en el transporte, edificios y la industria se reducirá cerca de 8,6 billones de USD a escala mundial en el período 2010-2030. El ahorro de combustible en el transporte representará 6,2 billones de USD en el período considerado. Las importaciones de petróleo y gas, y sus consiguientes facturas, en los países de la OCDE y los países asiáticos en desarrollo serán muy inferiores a las del escenario de Referencia y menores que en 2008 en los países de la OCDE."

La AIE además le recuerda a los líderes mundiales algo que ya había adelantado Sir Nicholas Stern en su ya conocido reporte de 2007: la acción temprana es mucho más barata que una acción tardía. "Cada año que transcurre se reduce algo más el margen de maniobra para luchar contra las emisiones en un período dado y hace aumentar los costes que implica la transformación del sector energético. Se calcula que cada año que se postergue la entrada en una pauta de emisiones coherente con una limitación de la elevación de la temperatura mundial a 2º C añadirá aproximadamente 500.000 millones de USD a la inversión suplementaria de 10,5 billones de USD necesarios para el período 2010-2030. Por lo tanto un retraso de tan solo unos cuantos años podría dejar este objetivo completamente fuera del alcance."