Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

Avance Mercado Inmobiliario. Segundo trimestre 2012

OMAU - Málaga

Noticias

Grafico 2t 2012

Avance Mercado Inmobiliario. Segundo trimestre 2012

Se viene achacando a la burbuja inmobiliaria una gran parte de los males  que nuestra economía viene arrastrando desde hace años y que nos tiene al borde del precipicio. Hay más componentes responsables del descalabro de una economía desequilibrada y pendiente de ajustes casi desde la época de la Transición, donde las componendas y los acuerdos dibujaron un estado que ha funcionado a base de remiendos, hasta  que no ha podido más y se está viniendo abajo por las costuras rotas.

En mercado inmobiliario creció a todo ritmo entre 1997 y 2007, al amparo de una legislación urbanística que propició el gobierno de Aznar y que apenas modifico el de Zapatero hasta la ya tardía Ley de 2008. Por primera vez en la larga historia del urbanismo en España, más de 150 años en comparación con las europeas, todo el suelo era susceptible de ser urbanizado, con la excepción del protegido. De esta forma, y con el fin de ofertar cantidades masivas de suelo con el noble fin de desarrollar viviendas a precios asequibles, se modificó de forma sustancial la idea de suelo urbano (el consolidado), suelo urbanizable (el susceptible de desarrollarse por su proximidad al consolidado) y el suelo no urbanizable.

Esta facilidad para urbanizar (por ejemplo en suelos distanciados del núcleo urbano) facilitó la dispersión de la urbanización, aumentado la dependencia del vehículo privado, desarrollando un modelo urbano contrario al de la ciudad mediterránea clásica.

Los bajos tipos de interés como consecuencia de la puesta en marcha del Euro, el nulo control del Banco Central sobre las entidades financieras lastradas por los negocios inmobiliarios,  la vista gorda cuando no la complacencia más oscura de las administraciones central, autonómica y local, la actitud inoperante de la adjudicataria, y la avaricia de parte de la población en hacerse brokers inmobiliarios, creo un monstruo que nos ha conducido a una situación económica lamentable, y ha dejado parte de nuestro paisaje, sobre todo el litoral, herido de muerte.

En nuestra entrega trimestral, podemos comprobar que la atonía de los mercados de producción de viviendas sigue en estado de coma, y que los precios siguen disminuyendo, aunque de forma más moderada. Desde que comenzó la crisis, hace 54 meses, los precios en Málaga capital y en la Provincia han disminuido alrededor de un 30%. Hace unos días la consultora S & P, señalaba que aún puede bajar el precio de la vivienda un 25% más. Teniendo en cuenta la puntería y fineza con la que la consultora americana emite sus pronósticos (más bien oráculos), parece algo excesivo que la vivienda se deprecie cerca de un 60%.

También ha resultado un tanto sorprendente los datos anunciado del INE de una bajada de precios en el primer trimestre de 2012 superior al 12%. Realmente el INE no tiene una base de datos histórica contrastada como la que han tenido algunas empresas de tasación desde mediados de los ochenta, o en el caso de Tecnigrama desde 1976. La base de datos del OMAU se remonta a 1980, cundo el primer PGOU de la democracia realizo los primeros estudios de precio de suelo y vivienda, y desde 1996 para los principales municipios de la provincia. Los datos de producción (visados) de viviendas datan desde 1960, como los del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos, y a nivel de licencias de obra de Málaga y áreas de ciudad, también desde 1960 labor inicial realizada en el PGOU citado.