Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

Energía verde gracias al olivo

OMAU - Málaga
Noticias

Energía verde gracias al olivo

Los restos de poda del olivar se convertirán en biocombustibles sustitutivos del gasóleo y la gasolina. El olivo no es solo la fuente del oro líquido, sino que los restos de la poda se generarán en un futuro inmediato usos térmicos y energéticos. Varias actuaciones públicas y privadas trabajan ya en esta dirección con la idea de crear incombustibles de segunda generación (biodiesel y biotanol). La Consejería de Agricultura y pesca ha creado recientemente la Mesa para el Impulso de la producción y uso de la biomasa agraria en Andalucía; mientras que la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Jaén ha presentado un estudio que asegura que con los restos de la poda del olivar se podría generar el 60% de la energía que la provincia jienense necesita al año.

A diferencia de otras regiones del país, la superficie de cereal plantada en Andalucía es tan insignificante, según organizaciones agrarias y el Gobierno Andaluz, que el aprovechamiento de esta planta para crear biocombustibles no es relevante. Tampoco hay debate, por tanto, sobre el posible encarecimiento del cereal y, por extensión, de los alimentos por la primacía del uso energético al alimenticio. El debata está situado en otro escenario, Agricultura ha creado una mesa en la que se integran otras consejerías, organizaciones como Asaja, UPA, COAG y Faeca, asociaciones de productores de energías renovables y otros agentes interesados en el sector. El objetivo es fomentar e impulsar el desarrollo de los biocarburantes y el uso de la biomasa agraria como fuentes de energía renovable.

Consciente también del potencial de la biomasa agrícola en Andalucía, la Agencia Andaluza de la Energía pone el acento en los residuos agrícolas. El 65% de este material reciclable corresponde a los restos de la poda del olivar, que genera cada dos años mas de tres millones de toneladas anuales de residuos que hasta la fecha no han sido aprovechadas de una manera sostenible. La UPA, las azucareras de Jaén y la Agencia de Gestión Energética de la Diputación jienense presentaron la semana pasada en Bióptima 2008, Foro de la biomasa, un modelo de gestión para poner en valor la biomasa del olivar.

Mas allá de la teoría, tres empresas han desarrollado ya este proyecto sobre 1.800 hectáreas con resultados satisfactorios. Con 15 toneladas diarias y a 40 euros por tonelada la actividad empieza a ser rentable siempre y cuando se cuiden los gastos de transporte. La biomasa se ha utilizado también para hacer pelle, que es el combustible que emplean algunas calderas. (EL PAIS 31/5/08).

Etiquetas