Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

"Detectives” de entre 5 y 6 años descubren los misterios que oculta el pasado del SOHO

OMAU - Málaga

Noticias

Andapatrás
Andapatrás
Andapatrás
Andapatrás

"Detectives” de entre 5 y 6 años descubren los misterios que oculta el pasado del SOHO

<p>Alumnos del CEIP García Lorca han sido los protagonistas del proyecto El Andapatrás que termina con una exposición que recorre pasado, presente y futuro del barrio</p>

Los alumnos de entre 5 y 6 años del colegio García Lorca de la capital se han convertido durante unos meses  en precoces “detectives” descubriendo los “misterios” ocultos en el SOHO Málaga, el barrio en el que se encuentra ubicado el centro escolar. De esta forma, estos niños han sido los protagonistas del proyecto “El Andapatrás”, impulsado por el Ayuntamiento de Málaga y desarrollado por la Agencia Infiltradas, dentro del programa de actividades culturales del SOHO Málaga que ha culminado con la presentación de la Exposición de los trabajos realizados por los escolares tras sus “investigaciones y decubrimientos” por distintas zonas del barrio.

El proyecto, que comenzó el pasado  mes de noviembre, ha desarrollado la actividad todos los viernes. Un grupo de escolares han realizado un recorrido por distintos espacios del barrio a modo de “paseo cronológico”, según las diferentes etapas de configuración de la zona. En estos “paseos a través del tiempo” los pequeños detectives han estado acompañados de monitores de El Andapatrás, así como de personal docente del colegio García Lorca, e incluso de algún “abuelo” del barrio, conocedor de primera mano de la evolución de la zona.

Se han elegido varias áreas con puntos de interés a los que los alumnos llegaron siguiendo las pistas que se les irán facilitando, conforme a su curso escolar y edad. Planos, gafas especiales, pinzas de la ropa y pócimas mágicas entre otras herramientas han sido los elementos que han ayudado a los escolares en su investigación.

Han sido diversos los “misterios” que los pequeños “detectives” han descubierto  en sus visitas al barrio: un castillo que existía pero desapareció muy cerca de su colegio; un fantasma que, según la leyenda, vivió en la Alameda de Colón; un lugar del barrio del que habla Cervantes en El Quijote…

Para planificar los diferentes recorridos escolares por el antiguo barrio de El Ensanche, se siguió un orden temporal, de más antiguo a más moderno, así comenzaron por la zona de Atarazanas y Puerta del Mar, y terminaron con la ruta que les llevó a conocer a un emprendedor como Manuel Agustín Heredia y que finalizó en el CAC.

A lo largo de estos recorridos, varios personajes salieron al encuentro de los pequeños, el fantasma de don Adrián se apareció a la altura de la estación de la antigua sede del diario Sur. Christian Andersen no se apareció, pero unas huellas del patito feo que encontraron en el pavimento les llevaron a la casa dónde vivió y a la estatua que lo recuerda en la Plaza de la Marina. En otra ocasión, y mediante un plano, encontraron un tesoro de monedas de oro de chocolate en el lugar donde antiguamente se encontraba la campana que avisaba de la llegada de piratas, El Espantaperros. 

Los jóvenes  investigadores pudieron trasladarse al pasado y comprobar lo mal que olía el esparto mediante una pócima que preparó su tutor, y ante la que tuvieron que protegerse colocando una pinza de tender la ropa en su nariz.

Y también aprendieron a convertir el agua en vino; en la calle Vendeja, encontraron peces de gominola en los cenachos del Cenachero; descubrieron gracias a unas gafas mágicas restos marinos en Puerta del Mar; propusieron negocios razonables para salir de la crisis tras la visita a la estatua del empresario Manuel Agustín Heredia; entendieron que La Equitativa es el primer intento de rascacielos malagueño, y dibujaron a King Kong en lo alto de su torre; al pasar por el CAC dieron su opinión sincera sobre el arte contemporáneo, y mucho más…

Tras las visitas al barrio, los alumnos han trabajado todo lo aprendido en Talleres. A los más pequeños se le pidió  que plasmaran los conocimientos adquiridos a través de dibujos y expresiones plásticas. Los más mayores, lo han hecho a través de la narración y redacción de textos. Estos dibujos y estos textos son los que hoy mostramos en la exposición El Andapatrás del SOHO.

El proyecto se financia con fondos  procedentes del proyecto Poctefex –SOHO Cooperación fronteras exteriores cofinanciado por la Unión Europea en un 75% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional ( FEDER).

Etiquetas