Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

El espectador (apuntes 1991-2001). Imre Kertesz. Acantilado. Barcelona. 2021

OMAU - Málaga

Cultura


El espectador (apuntes 1991-2001). Imre Kertesz. Acantilado. Barcelona. 2021

Superviviente con 14 años de los campos de exterminio de Auschwitz y Buchenwald, el premio nobel de 2002 concluye la trilogía iniciada con Diario de la galera que narra su experiencia en la Hungría del socialismo real entre 1961 y 1991, y La ultima posada una serie de reflexiones y apuntes realizados entre 2001 y 2009, que tienen continuidad en esta publicación intermedia de notas entre 1991 y 2001.

Su desgarrador testimonio de tantos años transcurridos no tienen compensación hasta su muerte en 2016, ya que no encontró una forma de justificar ni entender tanta estupidez humana y desolación a partir de un pasado indefinible. El mundo actual que podría parecer esperanzador después de la dictadura llamada comunista se diluye bajo la hegemonía de la visión global sociológica-económica donde es irrelevante la filosofía.

“Ay, dónde están los patricios de antaño, aquella gran burguesía que cultivaba como un deber la relación con el intelecto. El fin del mundo como incultura absoluta. La relación con el mundo: explotar, disfrutar y asesinar o, lo contrario, ser marginado, consumido y asesinado. El mundo como objeto de fervor; esa postura emocional o, más bien, cultural se perdió hace tiempo”

Señala el dulce dolor de la vida como un estado de vivencias similares a las piezas de un guiñol que avanzan lentamente en el tiempo. Se considera un escritor húngaro en la medida que Kafka lo puede ser alemán o Spinoza puede ser un escritor latino pero que forman parte de un ámbito cultural que ya desapareció en el periodo de entreguerras, pero que realmente aniquilo el final de la segunda.

Considera que ni la ciencia, ni la política, ni la economía puede resolver las preguntas que acechan a ser humano. “Morir a tiempo, pero vivir hasta las últimas consecuencias: así suena el rezo.
Se digno de ti mismo”

Ver fragmentos en: https://elcultural.com/imre-kertesz-hacer-arte-de-auschwitz-es-el-reto-mas-serio-para-cualquier-artista

Literatura