Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Punk. Jesse James Miller. Network Entertainment. 2019. Movistar plus.

OMAU - Málaga

Cultura


Punk. Jesse James Miller. Network Entertainment. 2019. Movistar plus.

Iggy pop, quién si no, ha producido una serie documental donde se narran cronológicamente las 4 generaciones más relevantes del punk en 4 capítulos, donde se habla principalmente de la música, la moda y la actitud hazlo tu mismo, a través de testimonios y protagonistas del movimiento tan conocidos como John Lydon (PIL, Sex Pistols), Dave Grohl, (Foo Fighters, Nirvana), Debbie Harry (Blondie) o Billie joe Armstrong (Green Day).


Nos trasladamos a finales de los 60. El primer capítulo comienza con los proto-orígenes del movimiento, a cargo principalmente de The Stooges, New York Dolls y MC5. Bandas completamente a la sombra en cuanto a fama y estilo musical con respecto a lo predominante en aquel momento, donde el rock, entre tanta paz y utopía ahogada en LSD, se estaba olvidando de la vertiente más directa y visceral que solía tener tiempo atrás. Se pueden visualizar imágenes del mismo Iggy Pop andando entre la masa del público y enloqueciendo en el escenario como si de un demente se tratase, algo realmente impactante para aquella época. Como ocurre a menudo en los artistas transgresores y creadores de algo “excesivamente” nuevo, gozaron de poca repercusión en su momento y apenas duraron unos cuantos años, siendo mucho más reconocidas a posteriori, ya que influenciarán a una lista extensísima de bandas importantes, tanto de rock como de punk.


El segundo capítulo se centra principalmente en la primera explosión del punk, en 1976/77, capitaneada por Ramones a un lado del Atlántico, y Sex Pistols y The Clash en Europa. Todos unidos por un factor común agravado y similar al de su anterior generación: en la primera mitad de los años 70 tocar música rock se había convertido en algo casi inaccesible y aburrido para muchos, con sus canciones y solos de guitarra interminables y excesivamente barrocos. La situación económica y social en crisis de aquel momento tampoco ayudaba. Por ello se generó el sentimiento de descontento y nihilismo entre toda una juventud sin futuro, como bien refleja John Lydon en la letra de Pretty Vacant “ We are so pretty, and now we don´t care/ Somos bonitos y ahora no nos importa”. La espontaneidad, inmediatez, honestidad y la furia se plasmaron en canciones de 2 a 3 minutos y actualizaron el rock and roll para siempre, al estilo como lo conocemos hoy en día.

Llegamos al tercer capítulo, donde se habla de la escena menos “popular” dentro del punk: El Hardcore de la década de los 80s. ¿Cómo puede un genero musical extremo en su momento ir aun más allá? Intensificando los matices de su fórmula. Canciones de 1 minuto y poco, aceleradas hasta el extremo y prácticamente metiéndose contra con todo lo establecido. El movimiento straight edge y su oda a la anti-promiscuidad, veganismo y actitud anti-drogas se nutre de las palabras de uno de los líderes de la escena Ian Mackaye, cantante y letrista de la ultra acelerada banda Minor Threat. Otra figura que es de obligada aparición es Black Flag, cuyo vocalista Henry Rollings habla de como se ocupó de añadir la fuerza bruta tanto en las canciones como en sus conciertos, donde en muchas ocasionas reinaba la absoluta anarquía. Fue este el momento en el que empezaron a expandirse por Estados Unidos los sellos discográficos independientes y auto-gestionados que tanto se identifica con su estilo de vida, alejada de las radios populares y de la recién estrenada MTV.


El último capitulo habla de la controversia aun vigente hoy día entre los seguidores del movimiento: La fama en el Punk, centrado en la década de los 90. Todo comienza con la banda Nirvana, la cual contra todo pronóstico en 1991 desbancó del número 1 de las listas de éxito al mismísimo Michael Jackson, algo extremadamente inconcebible hasta el momento en la historia del género. ¿Cómo una banda de estas características puede ser la banda mas famosa del planeta? Esto, como explica Fat Mike, líder del sello Fat Wreck y vocalista de NOFX, abrió las puertas a toda una oleada de bandas de sellos independientes, mayoritariamente de California, que vendieron millones de discos, como Green Day,  The Offspring o NOFX y ayudaron a la inclusión del skateboard y el surf como estilo de vida en la década de los 90s. A pesar de que muchos les acusaron de ser unos “vendidos”, esto se resuelve con la siguiente afirmación del mismo Fat Mike: “Ninguno de esos grupos se vendió. Tocaban la música que querían y así se hicieron famosos. No se vendieron. Te vendes cuando cambias el estilo para gustarle a la gente”.

Música