Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Alegría. Manuel Vilas. Planeta. 2019

OMAU - Málaga

Cultura


Alegría. Manuel Vilas. Planeta. 2019

“Todo aquello que amamos y perdimos, que amamos muchísimo, que amamos sin saber que un día nos sería hurtado, todo aquello que, tras su pérdida, no pudo destruirnos, y bien que insistió con fuerzas sobrenaturales y buscó nuestra ruina con crueldad y empeño, acaba, tarde o temprano, convertido en alegría.”
El comienzo sensible de la continuación de Ordesa, porque la sensibilidad humana es una de las imágenes más señaladas de Manuel Vilas, el poeta y sobre todo él escritos de estos dos libros, hace amena la lectura de Alegría.
A diferencia de Ordesa ya se conoce el contenido y el estilo del relato cuyo eje es su familia, sus padres y sus hijos. Siempre están presentes en el recuerdo de su vida, en las ciudades que ahora recorre para presentar su exitoso libro.
La virtud de Vilas junto a la sensibilidad y el amor a su familia es que nos cuenta historias amenas y que podemos identificar como cercanas.
Su modo de escritura es claro y directo, a veces parece que algunos capítulos sean largos poemas. La descripción de una historia, una imagen o una pesadilla la cierra con un punto y aparte, y luego continúa con otra línea y así sucesivamente.
No solo es fácil identificarse con sus relatos, también abren la imaginación y el recuerdo del lector que gracias a Vilas se puede adentrar en sus años infantiles, de juventud o madurez.
Ordesa funcionaba como un catalizador de recuerdos y emociones y su continuación Alegría, pese a una cierta repetición que a veces se hace redundante, sigue evocando situaciones que solo uno puede sacar de su archivo interior, a veces con una sonrisa melancólica, otras con tristeza o dolor.
Como termina el libro recordando a Jose Hierro, se llega a la Alegría a través del dolor.

Literatura