Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Un andar solitario entre la gente. Antonio Muñoz Molina. Ebook. Seix Barral. Barcelona. 2017

OMAU - Málaga

Cultura


Un andar solitario entre la gente. Antonio Muñoz Molina. Ebook. Seix Barral. Barcelona. 2017

Para todas las que formamos hace años un taller de escritura, los libros de Antonio Muñoz eran un gratificante momento, con independencia de la época de su escritura, incluso el mayor o menor acierto, el denominador común que apreciábamos era una cierta mirada melancólica, casi de tristeza por un ambiente indeterminado que fue tomando cuerpo no en sus novelas, sino en sus artículos periodísticos y en mayor medida en “todo lo que era solido”. De hechos sus colaboraciones semanales en Babelia a modo de recortes son el anticipo del nuevo libro construido a modo de retazos sin ningún tipo de trama. Es evidente la intención de cambiar de registro, y de innovar el tipo de relato que quiere ofrecer. El contenido nos recuerda a las miradas que realizaban sobre la ciudad Louis Aragon en “el campesino de Paris” a través de un enamorado recorrido por el Pasaje de Opera, Por los mismos ensanches urbanísticos impulsados por el barón Haussmann, Charles Baudelaire sedujo a Walter Benjamin para elaborar una mirada a la ciudad, y al mismo tiempo describirla a través de collages. El termino “flâneur” hace precisamente referencia al paseante que frecuentaba calles, plazas o cafés, el moderno espectador urbano para Benjamin vinculado a la sociedad incipiente del consumo. En realidad cuando murió en Por Bou en 1940 huyendo del horror nazi, se cuenta que llevaba una maleta con los manuscritos de “el libro de pasajes”, precisamente narraciones y miradas sobre el paisaje urbano. Nada sabemos de aquellos documentos que quizá no corrieron la misma suerte que la otra maleta mexicana de Robert Capa, Gerda Taro y David “Chim” Seymour. Más recientemente Kevin Lynch en “la imagen de la ciudad” representaba una mirada actualizada que ha servido como referencia para la considerable bibliografía que ocupa hoy la ciudad. La forma de collage sorprende al abrir el libro, al igual que los enunciados en negrilla como si de titulares periodísticos se tratara. Un collage de artículos que nos describen situaciones, reflexiones y de nuevo miradas y observaciones. “Un andar solitario entre la gente” actualiza la figura del paseante urbano, más desasosegado y preocupado que elemento central de la sociedad de consumo. Eso ya aparece asumido en una mirada que no puede ser sino apesadumbrada. Los momentos mejores son sin embargo cuando se aleja de la calle y recupera momentos vitales y delicados “como avanzamos juntos en el tiempo apenas notamos su paso, como quien viaja en un globo envuelto en una corriente de aire y no nota el movimiento. Cuando cumplió cuarenta años me excitaba que fuera una mujer tan atractiva que parecía al menos diez años más joven. La miro después de los cincuenta y no me parece que pueda haber alguien más deseable. Lo es todavía más porque ha cumplido cincuenta. La enriquece el tesoro del tiempo. Tiene la piel tan suave que no hay roce que no sea una caricia”. M4

Literatura