Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Agua Salada. Charles Simmons

OMAU - Málaga

Cultura


Agua Salada. Charles Simmons

Agua salada. Charles Simmons. Errata Naturae. Madrid. 2017

Única obra traducida al castellano de un autor brillante en el género, pero de escasa proliferación artística. Algunos la han llegado a comparar con la famosa obra de Salinger (El guardián entre el centeno), imagino que por la temática hormonal de sus protagonistas, principalmente la del joven Michael, en esa época  adolescente en la que las vivencia aparentan ser más precoces que las de los chicos de ahora, en su aspecto más carnal y atrevido. Unos sentimientos amorosos que eclosionan por su juventud y aparente inexperiencia pero que se intuyen en el futuro igual de viciados que cualquier otro.

La novela te engulle de manera fácil en un amplio espectro de pasiones a diferentes edades, donde el autor consigue sorprender por sus combinaciones posibles. Muy actual y sincera. Mantiene la incertidumbre y el interés constante, a pesar de su escaso y repetido elenco de protagonistas. Un verano cualquiera de una familia cualquiera en un lugar idílico. Unos vecinos que no son cualquiera. Paisajes de arena y agua, de vientos que soplan las veletas de la vida. Un micromundo de personas que se rozan en un tiempo que aparenta una casualidad engañosa. Encuentros y desencuentros, afectos sinceros y enmascarados. El contrapunto del adolescente y del adulto en el camino de la vida. Un verano que proyecta toda una historia vivida, y un futuro sorpresivo, ya vaticinado en la primera frase con la que arranca la novela: “En el verano del 63 yo me enamoré y mi padre se ahogó”. Un desenlace conocido desde el primer momento, que lejos de restar interés, permanece en la recámara y añade inquietud a la historia.

Es reseñable la atmosfera creada, la facilidad con la que el lector puede visualizar los acontecimientos, el lugar, y el contexto en el que se producen. Un mapa dibujado a lápiz al comienzo del libro en el que se señalan los lugares en que se desarrolla la novela de manera muy simple, sirve de referencia añadida para entender los movimientos de los personajes, no solo en los hechos, sino en la ubicación de su aroma. El olor del verano, de la brisa del mar, de la arena que mueven los vientos. Un deleite agradable que hace conectar con un espacio y con un tiempo. Hay que decir que Simmons versiona con esta novela a Primer amor de Ivan Tuguenev. Bien conseguida. No desmerece en nada.

Literatura