Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Adiós Cataluña, Crónica de amor y guerra. Albert Boadella. Espasa Calpe. Pozuelo de Alarcón. 2007

OMAU - Málaga

Cultura


Adiós Cataluña, Crónica de amor y guerra. Albert Boadella. Espasa Calpe. Pozuelo de Alarcón

Adiós Cataluña, Crónica de amor y guerra. Albert Boadella. Espasa Calpe. Pozuelo de Alarcón. 2007

Como es posible que una persona que junto a su histórico grupo de teatro, Els Joglars, fueran considerados poco menos que héroes en los últimos años de la dictadura y durante la transición democrática, que padeció, al igual que otra gente, la presión y el ensañamiento franquista, incluido un consejo militar en 1977 por la primera Torna, sea hoy en día, prácticamente un proscrito en Catalunya, donde sus obras apenas tienen público, a diferencia de hace 20 o 30 años, donde era difícil encontrar una entrada, como en el resto de España o muchas ciudades europeas. Boadella y su espíritu bufón, del cual se muestra orgulloso, contó con el respaldo del establishment catalán mientras los dardos de la ironía iban dirigidos contra las casposas costumbres del anciano régimen. Sin embargo cuando el sarcasmo se fue dirigiendo hacia los nuevos gobernantes, y hacia los símbolos ancestrales y oníricos de la recuperada nació, Boadella fue excluido progresivamente del ámbito cultural oficial, primero por los nacionalistas, y después incluso por los socialistas contagiados por el acerbo común regional. De esta forma, describe aproximadamente Boadella su amor/guerra de los últimos años. El mismo contribuye con su cortante verbo a aumentar las polémicas y a fomentar las acusaciones de traidor y feixiste, muchas veces formuladas por personas que vivían una vida placida y nada arriesgada durante la dictadura, y que ahora chupan de las muchas tetas que funcionan en el territori. La pena es que quienes dan la espalda a Boadella y a Joglars, por revancha o por simple miedo al que dirán, se pierden obras teatrales de indudable calidad, trabajadas con una precisión y esmero como pocas compañías son capaces de llevar acabo. Boadella es un caso singular en Catalunya, pero igual hubiese pasado posiblemente en Valencia o Andalucía en una situación similar. El “todo por la patria” tiene adeptos en todos los idiomas y acentos, y las poltronas bien asentadas difícilmente soportan el sarcasmo y la critica corrosiva, prefieren la broma hosca, de líneas gruesas, que nade en la espesa línea de flotación, y que nunca la penetre. Curiosa la foto de la contraportada del libro, Chaplin, el vagabundo solitario, alejándose por la carretera. M4

Literatura - Literatura