Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

Le livre d’image. Jean Luc Godard. Filmin. 2018

OMAU - Málaga

Eventos


Le livre d’image. Jean Luc Godard. Filmin. 2018

No tuve tiempo material en poder ir al cine Alcazabilla a ver la última película de este veterano transgresor. En realidad más que ver habría que utilizar el verbo mirar, la que la mirada conlleva un acto voluntario de descubrir algo, o incluso de reflexión. He rastreado carteleras de ciudades por donde me muevo en los últimos meses sin rastro de esta película que evidentemente es ajena al mundo comercial con el que sin duda no cuenta desde un inicio. Por ello fue una sorpresa encontrarme lejos de mi casa y recurrir a la facilidad de conexión que te da el iPad para leer, escuchar música o en este caso ver películas. Filmin ha estrenado en su plataforma el film de Godard y quizá no haya mejor manera que verla en la pantalla de casi 10”, al fin y al cabo el cineasta presentó la película en Cannes a través de una video conferencia en el móvil de su productor. La performance de Cannes tiene una relación directa con esta reelectura del cine como simulación continua de la realidad cotidiana. Desde finales de los años cincuenta el cine de Godard ha tenido como centro de gravedad la idea de simulación que tan poderosa fuera en Walter Benjamin. Una de las primeras imágenes del film es precisamente la famosa secuencia de un chien andalou de Buñuel y Dalí, ambivalencia del deseo y la irrealidad. O la famosa secuencia de Johnny Guitar de Nicolas Ray donde Sterling Hayden le muestra las frases a Joan Crawford, que repite mecánicamente, “miénteme, dime que me quieres...”. Simula que me quieres. La de construcción del lenguaje fílmico y del sonido, los continuos paréntesis en negro, las deformaciones de color o de formatos es consustancial a la labor que Godard nos ha mostrado en los últimos años, sin abandonar su preocupación por cuestiones de actualidad como el medio ambiente, la democracia como hecho participativo o la mirada al mundo árabe. Con 88 años de edad, es sin duda, una suerte de lucidez que contrasta con los tiempos sombríos que vivimos.

Cine