Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

El inicio de las obras del SOHO obliga a reordenar el tráfico de la zona

OMAU - Málaga

Noticias

Remodelación SOHO Barrio de las Artes

El inicio de las obras del SOHO obliga a reordenar el tráfico de la zona

<p>A partir del 11 de enero se cerrará al tráfico la calle Tomás Heredia</p>

El Ayuntamiento de Málaga informa de que con motivo del inicio de las obras del proyecto de adecuación y mejora del espacio público del entorno del SOHO Barrio de las Artes se va a proceder a la reordenación del tráfico de esta zona.

Así, está previsto que a partir del viernes, 11 de enero, se cierre al tráfico concretamente la calle Tomás Heredia. Y conforme al desarrollo de los trabajos se irán realizando cortes en otras vías de este ámbito.

Por ello, durante todo el período de obras (correspondiente a la fase 1) se van a mantener varias calles abiertas al tráfico rodado para posibilitar la conexión entre calle Córdoba y Alameda de Colón, para cada uno de los dos sentidos de circulación. De esta forma se facilitará en todo momento la comunicación este-oeste y oeste-este.

Mientras que la conexión norte - sur y viceversa se sigue manteniendo por calle Córdoba, San Lorenzo y Alameda de Colón.

Se ruega a los usuarios de esta zona que disculpen las molestias que se puedan causar y se recomienda que atiendan las indicaciones habilitadas al efecto.

Durante los días previos al inicio, el Consistorio ha mantenido reuniones con los colectivos y vecinos de la zona para la organización de los trabajos de forma que afecte lo menos posible a la actividad diaria tanto de residentes como de comercios. 

La actuación fue adjudicada a la empresa Construcciones Sergio Pérez López SA (COSPEL) por un importe de 755.040 euros (incluido IVA) y un plazo de ejecución de 5 meses.

Esta iniciativa da continuidad a la estrategia de colaboración entre las entidades socias marroquíes para el desarrollo del Programa de Cooperación Transfronteriza, produciéndose un continuo intercambio de experiencias y de desarrollo de proyectos de actividades urbanísticas comunes. La dotación económica de este Programa establece un reparto porcentual del 75% para la Unión Europea y el 25 % restante para el Ayuntamiento de Málaga.

EL SOHO pone en valor el patrimonio natural y cultural de los territorios fronterizos, básico para el fortalecimiento de la imagen local y para el desarrollo de nuevas actividades económicas, recuperando un espacio, destacando su patrimonio cultural e histórico. El resultado de esta recuperación es la creación de zonas multiculturales, dinámicas que son entornos ideales para el desarrollo de nuevas actividades económicas, en este caso especialmente ligadas al arte y al turismo cultural.

El ámbito de actuación se encuentra ubicado en el centro histórico de Málaga, en la zona Sur de la Alameda Principal, concretamente en el Ensanche de Heredia, comprendiendo las calles Tomás Heredia y Casas de Campos, formando parte de un proyecto más amplio denominado SOHO Málaga.

Las actuaciones urbanísticas permitirán la recuperación en las calles Tomás Heredia, Casas de Campos y parte de Duquesa de Parcent. Esto supondrá el desarrollo de mejoras y actuaciones en materia de accesibilidad, mobiliario urbano, paisajismo y arbolado, iluminación, tráfico, aparcamientos, etc. Concretamente supone una semipeatonalización de las anteriores vías, con un modelo en el que el peatón será el protagonista.

Este proyecto supone la fase 1 de la actuación en materia urbanística en este enclave malagueño.

Asimismo, la fase 2 que contempla principalmente la reurbanización de la Plaza del Poeta Alfonso Canales, el área frontal anexa a la Plaza de la Marina y un tramo de Casas de Campos (hasta calle Córdoba), siguiendo los mismos criterios que en la primera, se espera que salga a licitación próximamente, para que la mayor parte de las obras (de las fases 1 y 2) coincida y se desarrolle al mismo tiempo y así evitar posibles molestias. 

El proyecto se plantea como un intento de recuperar la memoria de uno de los ensanches más significativos de la ciudad de Málaga. Su cercanía al centro de la ciudad, haciendo de nexo de unión entre ésta y el puerto, y su potencial enlace con el mar, hacen necesario un proyecto de recuperación global que devuelva al entorno las características y condiciones de habitabilidad y urbanidad que merece.

Prioriza el acercamiento de la ciudad al mar, a través de la Calle Tomás Heredia, la cual se convierte en la primera actuación a acometer. Sin olvidar el objetivo de transversalidad de la zona, protagonizado por la calle Casas de Campos que enlaza el Centro de Arte Contemporáneo (CAC), generador cultural, con los jardines del Poeta Alfonso Canales y la Plaza de la Marina, desde donde la ciudad se asoma al mar.

Se plantea una intervención que transmita la evolución urbanística del ámbito a través del diseño viario y del pavimento. El futuro Soho se concibe en el proyecto como una alfombra continua de piezas de gran formato color crema y azul que se despliegan, surgiendo en su recorrido espacios sinuosos y concéntricos, que interactúan entre sí a base de diferentes tipos de tratamientos, zonas verdes, salones de mármol, áreas lúdicas coloristas, etc. creando espacios de encuentro que integran la mayoría de actividades urbanas contemporáneas, de una forma cómoda y viable para todos.

Este tapiz se acompaña de un dosel arbóreo que mejora la calidad ambiental, abrigando los espacios de encuentro que se han creado. Como premisas del proyecto se plantea la utilización de losas de hormigón prefabricado en un color claro que no deslumbre, a la vez que trasmita luminosidad al entorno. Las zonas de estar que ondulan el recorrido, se enmarcan con piezas de color madera y formato pequeño, a modo de pantalán, haciendo referencia a la proximidad con el puerto. Reuniendo en espacios concéntricos los motivos más específicos de diseños que dan a los pequeños espacios un carácter novedoso y acogedor, unos con piezas luminiscentes y otros con motivos que recuerdan nuestros orígenes culturales.

Se renueva la iluminación modernizando las antiguas luminarias pero manteniendo la imagen clásica de las mismas. Se sustituyen por luz blanca que diferencian la actuación respecto del resto de la ciudad, aportando un significativo ahorro energético y disminución del consumo del CO2. Se refuerza así la luminosidad, sin que ello suponga un aumento de consumo energético. Se instalan sensores de movimiento y presencia, para el control automático de la iluminación según las necesidades del paseante, en los cruces de las calles.

De esta forma se cubre uno de los objetivos que justifican la actuación, la mejora de la calidad de vida del ciudadano, aumentando la eficiencia de los recursos energéticos mediante iniciativas vinculadas a la sostenibilidad medioambiental y económica. Este proyecto permitirá el ahorro de un 20% del consumo energético, lo que representa evitar la emisión de 6.000 toneladas anuales de CO2.

Otros objetivos de este proyecto son:
- Renovación de infraestructuras que han quedado obsoletas, como la red de abastecimiento de agua potable.
- Mejora de las pendientes de las calles e instalación de una nueva red de absorbedores pluviales que solucionen de forma óptima el drenaje de los viales.
- Semipeatonalización de la calle, permitiendo el tráfico solo en algunos pasos transversales para el acceso a garajes y los vehículos de mantenimiento, considerando siempre el tráfico peatonal como el prioritario frente a los demás.
- Sustitución de los pavimentos deteriorados existentes.
- Mejora e instalación de nuevo alumbrado  público.
- Instalación de mobiliario urbano que complemente la actuación.

En general, las premisas utilizadas para la elección del material a colocar como pavimento han sido:
· La seguridad, buscando un pavimento antideslizante.
· La luminosidad, con valores de factor lumínico que proporcionen una atractiva apariencia tanto con luz natural como artificial.
· El colorido, eligiendo colores homogéneos y reforzando las características de identidad, cohesión social y cultural, así como la calidad estética del barrio.
· La resistencia y el mantenimiento, con materiales de diseño sencillo, fáciles de limpiar, fabricar y reponer en el futuro.
· La sostenibilidad, con propiedades fotocatalíticas que provocan efecto descontaminante, autolimpiables y capaces de reducir los gases contaminantes de los ambientes urbanos, especialmente los NO, transformándolos en materiales inocuos y fijándolos en el pavimento.

Cabe destacar, por ejemplo, en cuanto a la pavimentación que se va a ubicar, que uno de los tipos de pavimento que se utilizará está constituido por una reproducción de un mosaico árabe y se situará a lo largo de la calle Tomás Heredia, en varias zonas. Se trata de una evocación de la geometría artístico-decorativa de la cultura árabe.

Se instalará la señalización necesaria para definir el área como peatonal. Asimismo, se dotan las áreas de estancia de las calles con mobiliario urbano consistente en bancos y papeleras.

En cuanto al tratamiento paisajista de la calle Tomás Heredia y su entorno podemos calificarlo como la respuesta alternativa a una intervención clásica basada en la creación de un bulevar en el centro de una ciudad, diferenciándose no sólo por la disposición de  diferentes espacios estanciales a lo largo de su recorrido, sino por una vegetación acorde con los orígenes del lugar, pero dispuesta de manera contemporánea cubriendo las funciones de bienestar al que debe atender el arbolado de alineación. La instalación de material vegetal se dispone de dos maneras en toda la actuación:

· Doble alineación de forma amébica de Citrus auriantum (naranjos) que crean pequeños bosquetes dando aspecto de jardín en algunos puntos.
· Pequeñas islas ajardinadas a base de tapices que envuelven espacios de descanso, siempre acompañados de palmáceas que confieran límites en las estancias, sin confundirse con el arbolado propio de la alineación de la calle.

El resto del conjunto se reduce a pequeños espacios de tapices que envuelven a estancias de mayor relevancia. En general el conjunto  mantiene un potencial excepcional merced a su conexión con el mar, la instalación de un bulevar con arbolado viario pero creando un ambiente de zonas verdes, y otorga a todo el conjunto un aspecto mejorado medioambientalmente en el corazón de la ciudad.

Todas estas áreas de estancia y la vegetación asociada a ellas, se complementarán con elementos de mobiliario urbano diseñados para su uso y disfrute por parte de los ciudadanos.