Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

CAMBIO CLIMATICO Y SALUD

OMAU - Málaga

Noticias

CAMBIO CLIMATICO Y SALUD

La Academia Malagueña de las Ciencias acaba de realizar un informe sobre Cambio Climático poniendo el énfasis en los efectos sobre la salud. Ciertamente es un acierto esta vinculación, poco tiempo después de la aprobación del Plan del Clima de Málaga 2050 en el que la Salud es el elemento central de las líneas estratégicas y las acciones previstas, este informe profundiza en estas cuestiones: “De entre todos los efectos del cambio climático sobre la salud uno de los menos conocidos y que ahora comienzan a ser investigados, son los grandes problemas nutricionales como la obesidad, la malnutrición y desnutrición, el síndrome metabólico, la diabetes mellitus tipos 2 y muchas de sus consecuencias como las enfermedades cardiovasculares.

El aumento de la prevalencia de estos problemas metabólicos propios de las sociedades desarrolladas o en vías de desarrollo se asocia con el cambio climático con los que tiene mecanismos de co-causalidad. Es esto lo que ha llevado a la comunidad científica a identificar como sindemia global a un nuevo síndrome que englobaría junto al cambio climático, a los problemas nutricionales y alimentarios y a la obesidad, entre otras.

Una de las consecuencias practicas de esa nueva manera de ver la salud y la enfermedad es la que ha llevado a las agencias internacionales a proponer una dieta para la salud global que seria una dieta flexivegetariana frugal, baja en proteínas de origen animal y rica en cereales, legumbres, frutas, hortalizas y verduras, además de generar una baja huella de carbono. Una dieta que tendría que acomodarse a las culturas loco-regionales, lo que devuelve el protagonismo a la dieta mediterránea, a la que este informe dedica un apartado especial dentro del concepto dieta para la salud global.
Otro importante capitulo es el que relaciona el cambio climático con la incidencia de muchas enfermedades transmisibles. Es el caso de las enfermedades tramitadas por garrapatas y mosquitos, muy sensibles a
los cambios climáticos especialmente los de temperatura y humedad. Una cuestión de especial relevancia en un momento como el que se está viviendo en todo el mundo con la pandemia Covid-19 que, aunque esté por demostrar la relación del Covid-19 con el cambio climático, sí que comienza a conocerse la relación de otras enfermedades producidas por virus con el cambio climático o sus consecuencias, como es el caso, por ejemplo, del virus del Ébola con la desforestación de los grandes bosques centroafricanos.
Por último, en el informe se recuerdan las relaciones de las sequias, las inundaciones o los golpes de calor, cada vez más frecuentes, así́ como de las interacciones entre la polución y el cambio climático sobre la salud o, en fin, del coste que las consecuencias del cambio climático está teniendo y tendrán en el futuro para los sistemas sanitarios.
El cambio climático de origen antrópico es el efecto más visible de lo que en algunos círculos se llama ya antropoceno, esa nueva era geoclimática, que estaría sucediendo al holoceno. No es la primera vez que la humanidad se enfrenta a graves peligros, pero si la primera que lo hace a un reto global y a una velocidad que supera la capacidad de adaptación de la propia naturaleza y de la misma tecnología. Estamos, probablemente, ante el más importante reto de la historia humana moderna. Las iniciativas de adaptación (generalmente de carácter local y regional) y de mitigación (reducir el uso de energía de las industrias y de la población, des carbonizar el suministro de energía, y aumentar los sumideros de carbono terrestres, medidas todas ellas que necesitan además de políticas nacionales e internacionales), se convierten en una exigencia ética y en una urgente necesidad si queremos no solo cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) sino también garantizar y mejorar el futuro de nuestros hijos y de nuestros nietos y por extensión de la especia humana, al menos tal como hoy la concebimos”.