Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

La economía andaluza decreció un 1,7 por ciento en 2012 y se aleja de las tendencias de recuperación

OMAU - Málaga

Noticias

Contracción económica

La economía andaluza decreció un 1,7 por ciento en 2012 y se aleja de las tendencias de recuperación

Las publicaciones en las últimas semanas de la Contabilidad Regional de Andalucía y España por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA) y el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) ofrecen una base estadística actualizada para analizar el comportamiento de la economía andaluza y sus tendencias. El IECA abría su nota de prensa informando de que la economía andaluza decreció un 2,6% en el cuarto trimestre de 2012 respecto al año anterior. Una contracción contundente en el tramo final del año, que eleva a dieciocho trimestres seguidos de reducción del PIB, y que cuantifica la percepción ciudadana de deterioro continuado del nivel de vida. En cuanto al comportamiento en el conjunto del año 2012 ambas institutos de estadística vienen a coincidir que la economía andaluza se contrajo un 1,7%.

El economista y consejero editorial del Grupo Joly, Francisco J. Ferraro, realiza un interesante análisis de estos datos en las páginas de los periódicos del Grupo de la edición del 24 de marzo. En su artículo recuerda que entre 1999 y 2005 Andalucía pasó de representar el 72,6% del PIB per cápita de España al 77,7%, lo que propició el optimismo, aunque Andalucía seguía manteniendo la penúltima posición entre las comunidades autónomas en PIB por habitante. Sin embargo, esa convergencia se ha esfumado en los años de crisis ya que Andalucía ha pasado a representar sólo el 74,5% del PIB per cápita medio español.

El impacto de la crisis está siendo más grave en Andalucía que en las restantes comunidades autónomas españolas, a excepción de la Comunidad Valenciana, Asturias y Castilla-La Mancha, que han sufrido una contracción del PIB per cápita aún mayor. Un impacto, que no sólo afecta a la reducción del PIB por habitante, sino que otras variables económicas significativas, como el volumen de empleo y el número de empresas, también han conocido un impacto de la crisis mayor que la media española.

Se adjunta enlace al artículo completo publicado por Grupo Joly: