Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

La crónica de la muerte anunciada de una aberración urbanística

OMAU - Málaga

Noticias

Hotel El Algarrobico. Foto El Mundo

La crónica de la muerte anunciada de una aberración urbanística

<p>Greenpeace propone la demolición selectiva</p>

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA)  no le ha llevado la contraria al Supremo y acaba de fallar el restablecimiento de la zona de El Algarrobico como espacio protegido no urbanizable. Ya en marzo, el Tribunal Supremo había confirmado que el hotel violaba  la Ley de Costas. Tras esta decisión judicial, Greenpeace, la organización ecologista que se ha presentado en todas las causas contra la ubicación de este hotel, ha propuesto una solución sostenible para acabar con el problema, dónde además se cree empleo. La propuesta de Greenpeace se basa en la demolición selectiva del edificio, unida a un protocolo de gestión de residuos.
El plan, que ya ha sido remitido a la Junta de Andalucía, tiene un coste estimativo de 7.320.646 euros, lo que rebajaría en un millón de euros el coste de una demolición tradicional del edificio, que los expertos de la Junta estiman en 8.500.000 euros. El informe presentado por Greenpeace afirma que reduciría el 11% de los costes, además de preocuparse por la gestión de residuos (más del 90% sería reciclable) y por la recuperación ambiental.

Greenpeace mantiene, a su vez, que con su proyecto se generarían más puestos de trabajo que con una demolición tradicional ya que se necesitaría más mano de obra y además se le aportaría un alto contenido pedagógico. Se trataría de convertir la demolición del Algarrobico en un gran centro de prueba para el desmantelamiento ecológico y dónde a través de cursos o becas se favoreciese la formación en gestión y recuperación ambiental.