Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

La desindustrialización silenciosa

OMAU - Málaga

Noticias

Gráfica. Industria manufacturera. El País

La desindustrialización silenciosa

 La industria española ha sobresalido tradicionalmente en lo que respecta a la creación de empleo, sin experimentar globalmente un proceso de deslocalización de relieve. No obstante, desde el final de 2008 ha ocurrido lo contrario, de forma que en términos de valor añadido, el valor real alcanzado en 2012 es inferior al del año 2000, algo que también se ha registrado en Reino Unido, Italia, Dinamarca, Bélgica y Francia.

En opinión de los catedráticos de la Universidad Complutense de Madrid, José Luis García Delgado y Rafael Myro, y tal y comore recoge El País, en España esa evolución es consecuencia del desplome en la demanda nacional, pues la demanda externa ha impulsado la actividad industrial hasta la entrada en recesión al final de 2012 de la UE, el principal mercado de destino de nuestras exportaciones. De hecho, los sectores que más han sostenido su actividad, manteniendo hoy volúmenes de producción no muy alejados de los anteriores a la crisis, son aquellos que muestran una mayor competitividad en la exportación: alimentos, bebidas y tabaco, productos farmacéuticos y medicamentos, química, metalurgia, otro material de transporte y maquinaria y equipo. La excepción es el primer sector por valor de las ventas al exterior, el automóvil, enfrentado a una demanda muy deprimida y a restricciones profundas de crédito, que se han acentuado en el curso del último año.

A pesar de esto, la industria española, pese a llevar cinco años de producción a la baja, ha demostrado competitividad en esta crisis: las exportaciones han crecido con fuerza y se han erigido en el principal pilar para el avance de la economía. Las ventas internacionales alcanzaron en 2012 la cifra más elevada de su historia, 222.643 millones de euros, lo que supuso un incremento del 3,8% respecto a 2011. Este tirón, combinado con una rebaja de las importaciones (-2,8%) ha llevado a reducir en un 33% el déficit comercial española, según los datos que el Ministerio de Economía hizo públicos recientemente, y que Amanda Mars ha analizado en El País. 

Se adjuntan enlaces al respecto de informaciones al respecto publicadas en El País:

Y sin embargo, exportamos. 10 marzo 2013. El País

La pérdida de un nutriente esencial. 10 marzo 2013. El País