Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Sólo 5 de 20 marcas de hamburguesas aprueban el examen de calidad de la OCU

OMAU - Málaga

Noticias

Gráfica marcas de hamburguesas. El País

Sólo 5 de 20 marcas de hamburguesas aprueban el examen de calidad de la OCU

<p>La falta de transparencia en el etiquetado es una de las principales carencias</p>

La salubridad de las hamburguesas ha vuelto a saltar a la palestra después de que las autoridades sanitarias irlandesas detectaran hace un par de semanas un alto porcentaje de ADN de caballo en varias marcas supuestamente de vacuno distribuidas en ese país y Reino Unido. El aviso de la presencia de ADN de caballo en aquellas hamburguesas no iba acompañado de ninguna alerta sanitaria, puesto que la carne, al margen de su procedencia, cumplía con la legislación vigente y no constituía ningún peligro para la salud. Pero ello no evitó que se avivara en la opinión pública, una vez más, la eterna sospecha de que no todas las hamburguesas son lo que dicen ser.

Precisamente, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) acaba de hacer publicó un informe sobre 20 marcas de hamburguesas frescas envasadas comercializadas en supermercados españoles que no anima a superar esta desconfianza. Tal y como recoge el diario El País en su edición del 29 de enero de 2013,  solo cinco de las marcas analizadas superan, con un aprobado raspado, el examen de calidad de la carne al que fueron sometidas.

De entrada, la OCU detecta el mismo problema que denunciaron las autoridades irlandesas: una falta de transparencia en el etiquetado. Según el estudio, seis de las 20 marcas de hamburguesas analizadas incumplen la obligación de indicar el porcentaje de carne utilizado en su elaboración, lo que además induce a error al consumidor que cree que está comprando un producto que es 100% carne cuando en realidad contiene otros muchos ingredientes: desde proteínas de carne hasta antioxidantes, colorantes o potenciadores del sabor. El estudio afirma también que 16 de las 20 marcas examinadas llevan sulfitos, otro aditivo que inhibe el crecimiento de bacterias y mantiene el color original de la carne fresca, lo que de nuevo ayuda a disimular una posible merma de calidad de la materia prima.

Se adjunta enlace al artículo completo al respecto publicado por El País: